ligar1

Ligar o no ligar, esa es la cuestión. Bueno, en realidad la cuestión es solo ligar porque hay una verdad absoluta, y es que a todo el mundo le gusta gustar. Por eso, el hecho de conocer algunas claves científicas para llamar la atención de esa persona que nos atrae, nos puede allanar mucho el camino.

Por un lado hay que distinguir entre hombres y mujeres. No, no es una cuestión de machismo o feminismo, simplemente que actuamos de manera distinta ante estímulos de este tipo. O para decirlo de forma más clara, los hombres son mucho más ‘fáciles’ cuando una mujer muestra interés hacia él.

De hecho, cuando es ella la que toma la iniciativa, suele conseguir el teléfono del hombre en un porcentaje tan elevado que oscila entre el 81% y el 99% En el caso de que sea ella la que dé el primer paso, estos estudios recomiendan que deje claro que tiene cierto interés, ya que a los hombres les cuesta darse cuenta de elementos como el lenguaje corporal, que tan importantes son para saber si estás gustando o no. Sí, así de simple, al hombre conviene dejarle un poco más claro todo en el arte de ligar.

Si por el contrario es el hombre el que da ese paso, algunos estudios recomiendan actuar de una forma u otra dependiendo de qué buscas en esa mujer. Si se trata solo de pasar un rato divertido sin más pretensión, frases directas o con algún toque de humor pueden dar la clave. Si la mujer no se va después de escucharla, es que ya hay mucho ganado y que quizá también busque algo parecido. En el caso de que le siente mal, a los hombres, según este estudio, les queda el consuelo de volver con sus amigos y presumir de su atrevimiento.

Algunas frases directas

  • “¿Estás cansada? No, ¿por qué? ¡Porque llevas toda la noche dando vueltas por mi cabeza!”
  • Perdona, ¿te llamas Google? Es que en ti encuentro todo lo que busco.
  • “¿Cuánto pesa un oso polar? No sé. ¡Lo suficiente para romper el hielo!”
  • Perdona, ¿tienes un mapa? No. Es que me pierdo en tus ojos.
  • Si yo fuese tú, estaría conmigo.
  • Tienes algo en la cara. ¿El qué? La sonrisa más bonita del mundo.
  • “Disculpa, ¿puedo pedirte para Reyes?”

 

Si por el contrario lo que buscas es una relación, o conocer más a esa persona, estas frases, por muy divertidas que parezcan no te servirán de mucho. Para esos casos es mucho mejor una pregunta indirecta, o presentarse directamente.

En cualquier caso, ligar casi nunca es una ciencia exacta, así que la mejor recomendación es que hagas lo que hagas, te muestres natural, divertido/a, inteligente… No es fácil, pero tú puedes.