buenasuerte

¿Crees que te persigue la mala suerte? ¿Eres el pupas? ¿Piensas que tienes imán para lo malo? Pues no solo no es cierto, sino que está en tu mano cambiar tu destino y atraer la buena fortuna.

Así lo asegura el prestigioso psicólogo Carl G. Jung que lleva años estudiando este fenómeno que creemos fruto de la casualidad y fuera de nuestro control. Lo cierto es que, según Jung, somos nosotros los que tenemos mucho que ver en la suerte que nos llega, solo hay que tener los ojos bien abiertos.

Sigue estos pasos para atraer la suerte en tu beneficio:

  • Mantén los ojos bien abiertos. Cualquier encuentro fortuito, cualquier conversación, canción, o mensaje inesperado puede ser una oportunidad. La suerte tiene que ver con cómo afrontamos lo nuevo que nos llega.
  • Intenta sacar el lado bueno a todo. A pesar de haber tenido algún problema, lo mejor es buscarle las cosquillas y pensar en positivo. Las personas que se recrean en lo malo suelen ‘atraer’ más cosas malas… y acaban convirtiéndose en los famosos gafes del grupo.
  • No seas supersticioso/a. Según otro investigador, Richard Wiseman, es absurdo basar tu suerte en elementos tan intangibles. Sólo los que tienen un espíritu constructivo y se abren a los demás consiguen atraer oportunidades, consiguen atraer la suerte. Deja al gato negro en paz, no tiene la culpa.
  • En la comparación está la verdad. Si crees que todo te va mal, solo tienes que echar un vistazo a lugares donde no tienen nada y son felices. Parece demagogia, pero muchas veces nos sirve para ponernos en nuestro lugar real y coger perspectiva.
  • Si una oportunidad llama a tu puerta, déjala entrar. El riesgo es la esencia de la vida y solo los intrépidos consiguen llegar más lejos que los que temen siempre las consecuencias.
  • No tengas miedo de mostrar a los demás tu felicidad. Si tienes suerte y has sabido gestionar tu vida para atraerla, causarás mucha envidia… ¡mala suerte para ellos!