resfriado-kuboking

 

Ya llegó la Navidad, pon tus sueños a volar… y evita tu resfriado habitual. Sí, queremos evitarlo, que no acudas al trabajo o a clase con la típica voz de Eros Ramazzotti o que te pierdas la fiesta del año por una fiebre que no se va con dos cañas… Por ello te proponemos que sigas estos consejos para prevenir antes de curar:

 

Infusión anti gripe

Los líquidos calientes alivian la congestión nasal, previenen la deshidratación y calman las membranas inflamadas que recubren la nariz y la garganta. Por eso, te recomendamos que bebas una infusión calentita con el pack anti gripe estrella: miel, limón y jengibre. Es fácil, solo debes poner estos tres ingredientes en agua caliente, dejarlos reposar un rato y tu infusión estará lista en unos 15 minutos. 

Haz gárgaras

Hacer gárgaras ayuda a humedecer la garganta y trae alivio temporal, así que prueba con una cucharadita de sal disuelta en agua caliente unas cuatro veces al día. Para reducir el cosquilleo en la garganta, haz gárgaras con un astringente, como el té que contiene tanino, para apretar las membranas. También puedes utilizar una infusión de miel con vinagre de sidra de manzana, o con una cucharada de hojas de frambuesa y jugo de limón. En ese caso, deja que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente antes de hacer gárgaras.

Coloca toallitas frías y calientes sobre nariz y pómulos

En lugar de comprar las compresas calientes o frías de la farmacia, puedes armar las tuyas en casa con toallitas pequeñas. Sumérgelas en agua caliente, escúrrelas, y póntelas sobre nariz y pómulos para notar un alivio inmediato. Repite el mismo procedimiento utilizando agua con hielo.

Descansa

Aunque puede sonar como algo lógico, muchas veces subestimamos el poder reparador que tiene el descanso. Si te encuentras muy mal, no dudes en quedarte en casa, pues tu salud te lo agradecerá, ya que nuestro sistema inmune actúa mucho mejor cuando descansamos.